Tu CV: ¿Supera el filtro de los 6 segundos?

24/09/2019

 

 

Tener tu historial laboral recogido en un único documento base te va a ser de gran ayuda para elaborar posteriormente tu propuesta de valor para cada compañía. No olvides tampoco que cualquier perfil online es también un CV, como es el caso de LinkedIn y, por tanto, aunque hoy nos referimos al CV clásico, una buena parte de lo que vas a leer a continuación puede aplicarse también a tus perfiles en redes sociales.

 

En un currículum conviven dos tipos de comunicación: la verbal y la no verbal. Existen componentes – que no son las palabras escritas, sino el formato y la presentación – que también pueden marcarte goles a favor o en contra según cómo los utilices.

 

Según estudios cognitivos recientes, basados en eye-tracking, en la primera criba que hace el reclutador solamente dedica 6 segundos a la lectura de cada CV. En este momento su mente inconsciente ya decide si encaja o no.

 

Posteriormente, y si el tiempo se lo permite, volverá a leer con más detenimiento los currículums, una media de 20 segundos para cada uno. Por ello, debemos hacer un CV interesante. No bonito, interesante.

 

Una información que te puede resultar útil es saber en qué se fijan primero los reclutadores. Los estudios confirman lo que ya sabíamos y es que existe un patrón general. A continuación, te indicamos las zonas hacia las que dirige antes su mirada el reclutador.

 

1. Aspecto general

 

En cuanto al aspecto general, la claridad y facilidad de lectura pueden aumentar entre un 40% y un 60% la capacidad de atracción de tu CV según estudios psicométricos.

 

La tipografía debe ser Arial, Verdana o parecidas. Evita las que son más recargadas o decoradas, o excesivamente “originales”.

 

La fotografía – cuando se incluye – capta la atención al instante y se graba en el recuerdo. Predispone positivamente cuando es una imagen profesional, adecuada al puesto. Procura retratar tu mejor versión.

 

2. Cargo o puesto actual y compañía

 

En el caso de estar trabajando a la hora de optar a otro puesto de empleo, debes hacer constar desde cuándo trabajas ahí o el intervalo de fechas. Coloca en líneas distintas el cargo y el nombre de la empresa y utiliza recursos tipográficos distintos.

 

Si no tienes un cargo concreto, pero eres el/la responsable de alguna función, valora el poner “Responsable de…”, pero nunca juegues a inflar donde no hay. Incluye logros alcanzados si son concretos o explicables en no más de una línea. Recalca en negrita aquellas palabras clave que consideres que debe ver el reclutador. Evita toda información superflua para el puesto. No debe interesarte decir todo lo que sabes, sino saber decir justo lo que es interesante.

 

3. Cargo o puesto anterior y compañía

 

Este apartado será lo siguiente que instintivamente busque el seleccionador. En este caso debes seguir el planteamiento anterior, con un lenguaje todavía más preciso y sintetizando al máximo.

 

También tienes la opción de hacer un CV cronológico, empezando por el trabajo más antiguo de los dos.

 

Cuando pongas intervalos de fechas no incluyas meses, únicamente los años de inicio y final separados por un guion, preferiblemente en un lugar visible fácilmente.

 

4. Formación

 

Este es otro de los apartados hacia los que un reclutador va directo.

Incluye un listado de la formación que consideras que te hace apto, junto con otras competencias, para el puesto de trabajo.

Los cursos y cursillos que no estén vinculados al puesto no tiene sentido que los pongas, así como los estudios de la ESO (distraen la atención respecto a lo relevante

 

Destaca en negrita el título que tengas que se relaciona con el puesto de trabajo ofertado, esté en la posición que esté. Puede ser más de uno.

Recuerda que el orden de fechas – directo o inverso – tiene que ser el mismo que el del resto de apartados.

 

En la información debes indicar dónde cursaste y por lo menos el año en que terminaste o dará la sensación de que lo escondes y por tanto generarás duda.

 

Los reclutadores analizan los CV con mayor o menor rapidez, desde medio minuto a varios de ellos. Sin embargo, el cerebro reacciona sin que seamos conscientes y el seleccionador, en cuanto que humano, va a fijarse involuntariamente en los apartados que hemos explicado.

¡Ahora es momento de que recuperes tu viejo CV y lo actualices para que supere esos 6 segundos!

 

Y, como siempre, recuerda que puedes encontrar el empleo de tus sueños registrándote en www.proempleoingenieros.es.

Please reload

Otros post:
Please reload

  • Facebook Long Shadow
  • Google+ Social Icon
  • Twitter Long Shadow
  • LinkedIn Social Icon