5 elementos fundamentales para acelerar los procesos de selección

13/09/2019

 

Todos hemos pasado alguna vez por algún proceso de selección. De algunos nos hemos llevado mejor opinión que de otros. Y de algunos habremos vuelto a tener noticias y de otros no.

 

Hoy venimos a hablar sobre la duración del proceso de selección y cómo podemos acelerarlo. Cuando se pregunta cuánto tiempo debería pasar desde que se publica una oferta hasta que se encuentra al candidato ideal, la respuesta más común es que depende de lo urgente del puesto, las skills que se buscan.

 

Un proceso de selección dura, de media, 28 días. No todos los procesos tienen la misma duración, pero seamos claros: a nadie le interesa que un proceso dure dos meses. Eso significa dos meses gastando dinero, recursos del equipo de selección y un aumento de trabajo para el resto de plantilla que, además de su trabajo, ha de adoptar responsabilidades temporales mientras no se encuentra a un nuevo candidato.

 

Esto es así si hablamos desde el punto de vista de la empresa, pero ¿y los candidatos? Según estudios recientes si un proceso dura más de 72 días laborales, los candidatos piensan que debe haber algo sospechoso en la oferta. Empiezan a desconfiar de la vacante y de la empresa y, finalmente, prefieren priorizar otros procesos de selección.

 

Para que esto no llegue a suceder, os damos algunos consejos para que encontrar al candidato idóneo sea más fácil y rápido.

 

1. Recluta internamente

 

Este tipo de reclutamiento se lleva a cabo en un primer momento, cuando acaba de generarse la vacante. El equipo de recursos humanos estudia si es posible reubicar a alguno de los trabajadores ya existentes al puesto vacante.

 

En estos casos, los empleados se sienten motivados, puesto que el cambio suele suponer un ascenso dentro de la empresa y, por lo tanto, se potencia el crecimiento profesional.

 

Con este tipo de reclutamiento ahorras dinero en el proceso, ya que no hace falta publicar ofertas ni tanto tiempo en el proceso de selección. Además, el tiempo de adaptación es menor: conoce la empresa y encaja con tus valores.

 

2. Usa tu base de talento
 

Antes de publicar cualquier oferta de empleo, no te olvides de tu base de talento. Allí tienes decenas de candidatos que, algún día, se inscribieron a alguna oferta y están allí porque creíste que tenían talento. 

 
3. Cuida tu página de empleo y escribe unas buenas ofertas
 

Haz que sea fácil acceder a tu página de empleo. Debes expresar de forma muy clara tus valores, tu filosofía y metodología, así como los beneficios que tendrán los futuros trabajadores de tu empresa.

 

Así mismo, redacta las ofertas de empleo de manera que los candidatos sepan exactamente qué estás buscando y qué skills se requieren. Es un primer filtro para evitar que lleguen inscripciones de candidatos que no encajan con la vacante.

 

4. Potencia el reclutamiento móvil
 

Adapta todo el proceso al móvil. Actualmente más del 70% de candidatos buscan empleo a través del móvil. Tu web debe ser responsive y la inscripción debe ser sencilla.  

 

Es rápido, pero además es sencillo y mejoras la Candidate Experience. El candidato puede ver las vacantes a las que se ha inscrito y ver ofertas relacionadas con sus intereses, mientras siente que tiene un espacio personal para la búsqueda de empleo.

 

5. Optimiza las entrevistas
 

Es importante decidir a qué candidatos realizar la entrevista y a través de qué canal. Una vacante puede recibir decenas de inscripciones, pero no por ello el número de personas a entrevistar debe ser superior.

 

De media, se hacen 4 o 5 entrevistas para cubrir una vacante. Cada entrevista dura unos 30 minutos. Por tanto, en total invertiremos unos 150 minutos en la realización de estas. Por lo que sería una completa pérdida de tiempo el no encontrar en dichas entrevistas a la persona idónea.

 

Para lograrlo se puede empezar con una prueba de selección antes de pasar a la entrevista. Esto te permitirá filtrar, aún más, los candidatos.

 

Los candidatos con más talento dejan de estar disponibles en sólo 10 días. Quizás no lo sabías, pero mientras tú tardas semanas en encontrar a un candidato que cubra tu plaza, varias personas muy talentosas ya han recibido otra oferta o incluso han encontrado trabajo.

 

Has perdido oportunidades. Y las seguirás perdiendo, puesto que ningún candidato aguantará un proceso que dure más de 45 días. 

Please reload

Otros post:
Please reload

  • Facebook Long Shadow
  • Google+ Social Icon
  • Twitter Long Shadow
  • LinkedIn Social Icon