Tres consejos que debería seguir todo entrevistador

22/06/2018

 

El hacer entrevistas de trabajo no es una tarea fácil. En la mayoría de empresas pequeñas no existe una persona dedicada exclusivamente a hacer entrevistas, por lo que tampoco se trata de una tarea cotidiana. Para algunas personas, el hacer la entrevista resulta casi tan abrumador como para la persona entrevistada.

 

La entrevista se trata de un diálogo bidireccional, en la que se juzga tanto al entrevistado como al entrevistador. Si actualizas tus habilidades y aprendes algunos trucos para mantener a la persona entrevistada alerta e implicada, no solo lograrás que esa persona se sienta cómoda (y, por tanto, ofrezca su mejor cara), sino que, además, puedes estar seguro de que solo tendrá cosas buenas que decir sobre la empresa una vez salga de la entrevista. ¿Cómo conseguir esto? Te damos tres claves: 

 

1. Establece el tono de la entrevista

La forma en que inicies la entrevista establecerá el tono para toda la sesión, así que asegúrate de captar la atención de la persona candidata desde el principio ofreciéndole una presentación de bienvenida cordial y atractiva que aporte vida a la empresa y a la vacante. Una buena estructura podría ser la siguiente: 

  • Comparte tu historia.

Comienza la entrevista como cualquier otra reunión, presentándote y describiendo tu función. Habla un poco de cómo has llegado hasta donde estás, cuánto tiempo llevas en la empresa, qué tiene que ver tu puesto con la vacante en cuestión, y qué es lo que te gusta personalmente de tu trabajo. Cuando te abres de esta manera frente al candidato y compartes con él tu historia, éste se siente cómodo y tiene la sensación de conocerte mejor como persona.

  • Véndeles el puesto.

Háblale brevemente del puesto para el que le estás entrevistando, dónde se encuadra dentro del equipo y qué relación tiene con la actividad en general. Destaca las mejores características del puesto, utilizando opiniones de antiguos empleados si es posible. Profundiza sobre las posibilidades de desarrollo dentro del cargo en cuestión, ya sea en forma de planes de promoción o de oportunidades de formación.  

  • ¿Qué hace que tu empresa sea excelente? 

A continuación, intenta preguntarle qué sabe de tu empresa para hacer que la presentación sea más bidireccional y mantenerle alerta. Cuando termine de contarte lo que sabe acerca de la empresa, rellena los datos que te puedan faltar. No hables sólo de cifras y datos, sino, por ejemplo, de cuántos empleados tienes o cuándo se creó la empresa.  

 

Trata de hacerles ver cómo es la vida en tu empresa y permite que se imaginen a ellos mismos trabajando en ella. Describe cosas tales como la cultura de la empresa y qué es lo que hace que sea un lugar excepcional para trabajar.

 

2. No sigas un guion

Antes de la entrevista, prepara un listado de preguntas que quieras realizar. No obstante, es importante que la entrevista no parezca excesivamente rutinaria, como si estuvieras leyendo un guion.

 

Para demostrar que no estás dejándote llevar por la inercia, asegúrate de mostrarte interesado en las respuestas por medio del lenguaje corporal, como, por ejemplo asentir en señal de conformidad, inclinarte y hacer contacto visual. Si es necesario, haz preguntas o comentarios en torno a sus respuestas.

 

Si dejamos tiempo para preguntas imprevistas, pero interesantes, podemos conocer mejor a la persona y evitar una entrevista plana y aburrida para las dos partes.

 

3. Dale vida a la entrevista

Puede que el candidato esté acudiendo a varias entrevistas, de manera que la tuya tiene que ser diferente. No te limites a realizar una sesión de preguntas y respuestas en torno a una mesa de trabajo. Dedica un momento al final de la entrevista a mostrar a los candidatos dónde van a trabajar, para que puedan sentir cómo será la vida en la empresa. Preséntalos ante el equipo y enséñales la oficina. Otra idea es que venga alguien a hacer alguna pregunta o mostrar vídeos de los principales miembros del equipo.

 

En resumen, recuerda que la entrevista debe ser atractiva, interesante e interactiva. De esta manera, estarás vendiendo la oportunidad a los candidatos tanto como a ti te gustaría que ellos se vendieran ante ti. Es más, permanecerás en sus mentes como un posible empleador, y te asegurarás de que tengan una buena opinión de ti, de tu empresa y de la oportunidad que tienen en sus manos.

 

Y recuerda, si necesitas encontrar el candidato idóneo, nosotros te ayudamos. Desde Proempleoingenieros.es ponemos a tu disposición nuestros servicios de publicación de ofertas de empleo y Reclutamiento y Selección de Ingenieros. Puedes encontrar toda la información sobre este servicio y sobre nuestras tarifas en nuestra página web www.proempleoingenieros.es, a través de nuestro correo cogiti@cogiti.es o llamando al 91 554 18 06. 

Please reload

Otros post:
Please reload

  • Facebook Long Shadow
  • Google+ Social Icon
  • Twitter Long Shadow
  • LinkedIn Social Icon