Generar confianza cuando trabajas con gente a distancia

04/05/2018

 

Los animales poseen la confianza en el otro por instinto, pero en los humanos es distinto, ya que la construimos diariamente de manera consciente y voluntaria. Pero, ¿a qué nos referimos con el término confianza en el trabajo? Se trata de una opinión, previamente creada, de que una persona actuará de forma correcta ante una determinada situación. Es, por tanto una especie de apuesta, una suspensión temporal de la incertidumbre sobre las acciones de las personas, que facilita enormemente las relaciones.

Hay dos tipos de confianza: una “confianza rápida” o de primera impresión y una confianza que se entrega de forma más estable y más a largo plazo. Es necesario desarrollar ambas.

 

- La confianza de “primera impresión” es la sensación inmediata tras un primer contacto. Las personas confiamos en los demás hasta que se demuestre lo contrario, sobre todo cuando no nos queda otra. Cuanto más retador es un proyecto, más probable es que exista una confianza inicial, porque el equipo tendrá que ponerse de inmediato a trabajar conjuntamente. No obstante, nunca está de más impulsarla “de partida”. Es buena idea que los gestores del proyecto hagan una ronda de presentación exponiendo conocimientos y experiencias relevantes de cada uno, estableciendo roles y pautas que clarifiquen expectativas. Poner cara a la gente, ayuda y mucho.

 

- La confianza “de fondo” o confianza otorgada es la que surge de la interacción en el mundo online, en comunidades y en redes sociales. Una huella de presencia natural y frecuente, que comparte conocimiento sobre un tema proyecta imagen de especialización, servicio y cortesía que genera confianza en los demás. A diferencia de la confianza rápida, que se establece en el corto plazo y puede evaporarse con igual rapidez, la confianza otorgada se percibe como estable, como un estado permanente. De ahí la importancia de desarrollar tu presencia profesional en redes sociales como un plus de partida.

 

El futuro parece cada vez estar más cerca, y con él el teletrabajo o trabajo a distancia. Esto nos demandará nuevas actitudes y comportamientos para acercarnos a nuestros compañeros, seguro que muy distintos de esos que hoy ejecutamos de un modo tan innato. Nos tocará desarrollar capacidades de relación online para llevar a buen puerto proyectos y negociaciones.

 

Un nuevo conjunto de actitudes digitales incluye el desarrollo de la empatía digital como un activo profesional que disminuye radicalmente los malentendidos, los resentimientos y las barreras nosotros frente a los demás.

 

- Abrazar la indiferencia positiva. Porque será vital no entrar en las diferencias culturales con otros miembros del equipo, adaptándose a otros modos y maneras diferentes a las que estamos acostumbrados con la actitud positiva que busca el enriquecimiento.

 

- Identificarse con la misión, aprendiendo a sentir los colores de un proyecto tanto como lo haces hoy con tu equipo local. Cuando no es posible verse la cara es vital promover una emoción común que nutra el compromiso y garantice el cumplimiento de los objetivos.

 

- Buscar excusas para interactuar con quienes resulten ser “tímidos digitales”. Está demostrado que quienes envían mensajes de presentación o de “feliz semana” y buscan momentos para comunicarse con el resto del equipo, desarrollan la confianza y el sentimiento de equipo, consiguiendo acelerar las eficiencias.

 

Como ya sabes, si necesitas formar un equipo para trabajar a distancia o no, nosotros te ayudamos. Desde Proempleoingenieros.es ponemos a tu disposición nuestros servicios de publicación de ofertas de empleo y Reclutamiento y Selección de Ingenieros. Puedes encontrar toda la información sobre este servicio y sobre nuestras tarifas en nuestra página web www.proempleoingenieros.es, a través de nuestro correo cogiti@cogiti.es o llamando al 91 554 18 06

Please reload

Otros post:
Please reload

  • Facebook Long Shadow
  • Google+ Social Icon
  • Twitter Long Shadow
  • LinkedIn Social Icon