Maneras de atraer talento a tu equipo

20/06/2017

 

Muchos empresarios se preguntan a menudo cómo hacer que sus equipos funcionen mejor y estén motivados, pero a veces para conseguirlo hay que empezar el trabajo mucho antes, desde la contratación. Ahora bien, ¿cómo se trata a un equipo para atraer talento a él?

 

Dar crédito a los miembros del equipo: Lo mejor puede hacer un líder para animar a sus empleados es darles siempre el mérito de los logros más importantes. Al hacer esto, el líder se convierte en un valioso entrenador en lugar de alguien que está compitiendo contra sus empleados por llevarse el reconocimiento.

 

Fomentar la colaboración y no la competencia: Si quieres construir un verdadero equipo, recompensa a los miembros del mismo por trabajar juntos. En lugar de hacer esto, los líderes suelen comparar a unos miembros con otros, lo que genera desconfianza y hace que no quieran trabajar juntos, sino competir.

 

Alabar el esfuerzo, no sólo el talento: Sólo unos pocos afortunados poseen un inmenso talento, pero eso no quiere decir que los que no lo tienen no puedan brillar también gracias a su esfuerzo. Valorar el esfuerzo de los miembros del equipo en lugar de lo talentosos que son, es el primer paso para que se sientan valorados.

 

Ser claro con las recompensas: No le pidas a la gente a hacer una cosa y les pagues con otra diferente a la que prometiste. Prometer más de la cuenta para motivar y después devolver menos a los empleados es muy frecuente y negativo. Los empleados pueden sentirse engañados.

 

Combinar retroalimentación honesta con compasión: No endulces los comentarios negativos, pero hazlos con tacto y cuando sean necesarios solamente. Es decir, di las cosas malas pero de forma constructiva, para ayudar a mejorar a los miembros de tu equipo, no para hundirlos. Ofrece ayuda y da oportunidades de mejora.

 

Tener en cuenta alternativas de éxito: Es decir, tener en cuenta a las personas que no son exactamente del mismo perfil cuadriculado de la empresa, de forma que cuando entren en la misma puedan ver más fácilmente los fallos o deficiencias para ayudar a repararlos.

 

Tener la mente abierta: Sí, necesitas una visión y claridad, pero eso tampoco requiere insistir todo el tiempo en que las cosas se hagan como tú quieres. Los líderes más inteligentes saben reconocer que no tienen la respuesta a todo y escuchan lo que los miembros de su equipo tienen que decirles.

 

Fuente: www.forbes.es

Please reload

Otros post:
Please reload

  • Facebook Long Shadow
  • Google+ Social Icon
  • Twitter Long Shadow
  • LinkedIn Social Icon