5 culturas empresariales que deberás buscar en tu entrevista de trabajo

17/01/2017

 

Cuando buscas trabajo, es fácil convencerte de que tus problemas terminarán en cuanto aceptes una oferta de trabajo. Los solicitantes de empleo piensan a menudo que cualquier trabajo que pague lo que necesita ganar es lo suficientemente bueno. Sin embargo, una vez empiezas a trabajar para la compañía incorrecta, no vuelves a pensar del mismo modo. Recuerda: todos los trabajos no son iguales y habrá empresas que, simplemente, no te merezcan. Atento a los indicadores.

 

Si requieren que te entrevistes con tantas personas diferentes que acabas perdiendo la pista de sus nombres, algo va mal. En una primera toma de contacto, no deberías tener que conocer a la mitad de la plantilla para ser tenido en cuenta. Las empresas que tardan una eternidad en tomar decisiones de contratación e involucran a demasiadas personas en la misma son organizaciones donde nadie se atreve a tomar una decisión por su cuenta.

 

Si tu entrevistador no coincide con las personas que se suponía que iban a reunirse contigo o resulta que no te avisaron de que no iban a venir o están fuera en ese momento, eso es otra mala señal. Demasiada desorganización en el proceso de selección (acompañada de poca o ninguna preocupación por tu tiempo) es una gran alerta roja.

 

Algunas veces verá y oirá la hostilidad en las relaciones de trabajo. Puede que en una entrevista quienes la realizan se dirijan despectivamente hacia otros compañeros, o infravaloren su trabajo. Esta falta de respeto entre empleados es sin duda muy mala señal.

 

Presta atención a los empleados que no conoces: las personas que están sentadas en sus escritorios, caminando por las instalaciones y reuniéndose en las salas de conferencias. Escucha fragmentos de sus conversaciones y aprenderás mucho sobre la cultura. ¿Es amistosa y casual, o "estrictamente de negocios?" Lea su lenguaje corporal. ¿Están los empleados relajados o tensos?

 

Por último, observa la comunicación entre usted y el entrevistador durante el proceso de contratación. Debes poder dirigirte a tu gerente de contratación una vez que os hayáis entrevistado y tu candidatura esté siendo considerada para el puesto. Si por el contrario tu gerente no tiene tiempo para leer y responder a tus mensajes de correo electrónico o tus llamadas, ¿acaso tendrá tiempo para ti en el futuro?

 

Y, como siempre, cuenta con Proempleoingenieros.es para que no te veas en ninguno de los casos anteriores y encuentres el empleo de tus sueños.

 

Fuente: forbes.es 

Please reload

Otros post:
Please reload

  • Facebook Long Shadow
  • Google+ Social Icon
  • Twitter Long Shadow
  • LinkedIn Social Icon